¿Cuál es la regla de los 90 minutos?

Nuestro sueo se divide en ciclos de aproximadamente 90 minutos, o lo que es lo mismo una hora y media, que se repiten una y otra vez a lo largo de una noche.




La regla de los 90 minutos para dormir mejor

Índice
  1. La regla de los 90 minutos para dormir mejor
    1. En qué se basa la regla de los 90 minutos para dormir mejor?
    2. Las fases del sueño
    3. Beneficios de la regla de los 90 minutos
    4. Consejos para calcular los ciclos de sueño

La regla de los 90 minutos para dormir mejor

Si hay algo en cuanto a gustos se refiere y en lo que coincidimos el 99,9% de la población es en que nos gusta dormir. Puede parecer algo obvio, pero conseguir descansar bien es muy importante para recargar energía y poder afrontar nuestro día a día. Sin embargo, cuando ponemos la alarma antes de darnos media vuelta e intentar conciliar el sueño, pocas veces somos conscientes de la importancia de respetar los ciclos del sueño para despertarnos más descansados. Es por ello que respetar la regla de los 90 minutos puede resultar un método muy beneficioso para dormir mejor siempre y cuando lo calculemos correctamente, más aún si tenemos en cuenta que en nuestro día a día, el sueño se ha convertido en un gran problema para millones de personas.

En qué se basa la regla de los 90 minutos para dormir mejor?

Nuestro sueño se divide en ciclos de aproximadamente 90 minutos, o lo que es lo mismo una hora y media, que se repiten una y otra vez a lo largo de una noche. De media, solemos dormir entre cuatro y seis ciclos, sin embargo la clave para cualquier ser humano está en despertarse sin sueño. Lo que hace la regla de los 90 minutos es ayudar a que cada individuo se despierte en sintonía a los ciclos naturales del sueño. Es decir, lo correcto sería que una persona se despertara después de una hora y media, tres horas, cuatro horas y media, seis horas, siete horas y media o nueve horas después de que haya cerrado los ojos por primera vez. Si se levanta justo en ese momento, cuando un ciclo ya se ha completado, el tránsito será más fácil hacia la vigilia (la fase que veremos a continuación). Sin embargo, si una persona se despierta cuando está en medio de una fase de sueño profundo, el paso hacia la vigilia puede ser más complicado y esto es lo que suele provocar sensación de cansancio y somnolencia durante el día.

Las fases del sueño

Para entender mejor la regla de los 90 minutos, es importante conocer las diferentes fases del sueño y cómo afectan a nuestro descanso. El sueño se divide en dos fases principales: el sueño REM (Rapid Eye Movement) y el sueño no REM. A su vez, el sueño no REM se divide en tres etapas: sueño ligero, sueño profundo y sueño muy profundo.

La primera fase del sueño es el sueño ligero, donde el cuerpo se relaja y los músculos se aflojan. En esta etapa, es más fácil despertarse y es cuando se producen los movimientos oculares rápidos. Esta fase dura aproximadamente 5 a 15 minutos.

A continuación, llegamos al sueño profundo, que es la segunda etapa del sueño no REM. Durante esta fase, la actividad cerebral disminuye y los músculos se relajan aún más. Es más difícil despertarse durante esta etapa y el cuerpo se encuentra en su punto de máximo descanso. El sueño profundo dura alrededor de 20 a 30 minutos.

Por último, está el sueño muy profundo, que es la tercera etapa del sueño no REM. Durante esta fase, la actividad cerebral es mínima y el cuerpo se encuentra en un estado de reposo total. Es muy difícil despertarse durante esta etapa y el sueño muy profundo dura aproximadamente 20 a 30 minutos.

Después del sueño no REM, llegamos al sueño REM, que es la fase en la que se producen los sueños más vívidos. Durante esta etapa, la actividad cerebral aumenta y los ojos se mueven rápidamente de un lado a otro debajo de los párpados cerrados. El sueño REM suele durar alrededor de 10 a 20 minutos.

Beneficios de la regla de los 90 minutos

Respetar la regla de los 90 minutos para despertarse en sintonía con los ciclos naturales del sueño puede tener varios beneficios para nuestra salud y bienestar:

  • Mayor descanso: Al despertarnos en el momento adecuado, evitamos interrumpir un ciclo de sueño profundo, lo que nos permite despertarnos más descansados y con más energía.
  • Mejor rendimiento: Al descansar adecuadamente, nuestro rendimiento tanto físico como mental mejora, lo que nos permite ser más productivos y eficientes en nuestras tareas diarias.
  • Menos somnolencia diurna: Al despertarnos en el momento óptimo, evitamos la sensación de cansancio y somnolencia durante el día, lo que nos permite mantenernos alerta y concentrados.
  • Mejor estado de ánimo: Un buen descanso nos ayuda a regular nuestras emociones y a mantener un estado de ánimo más equilibrado. Al despertarnos en el momento adecuado, evitamos despertarnos de mal humor o con sensación de agotamiento.
  • Mejor salud en general: El sueño adecuado está relacionado con una mejor salud en general. Dormir lo suficiente y despertarnos en el momento correcto nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, regular nuestro metabolismo y prevenir enfermedades.

Consejos para calcular los ciclos de sueño

Si quieres poner en práctica la regla de los 90 minutos para dormir mejor, aquí tienes algunos consejos para calcular los ciclos de sueño:

  • Calcula tu hora de dormir: Toma en cuenta la hora en la que tienes que despertarte y cuenta hacia atrás en intervalos de 90 minutos. Por ejemplo, si tienes que despertarte a las 7:00 am, trata de acostarte a las 10:30 pm o a las 12:00 am.
  • Escucha a tu cuerpo: Aprende a reconocer las señales de tu cuerpo y ajusta tus horas de sueño según tus necesidades. Si te sientes cansado durante el día, es posible que necesites dormir más horas o ajustar tus ciclos de sueño.
  • Mantén una rutina regular de sueño: Intenta acostarte y levantarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esto ayudará a regular tu reloj interno y a establecer una rutina de sueño más saludable.
  • Crea un ambiente propicio para el sueño: Mantén tu habitación oscura, fresca y tranquila. Evita el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir y establece una rutina relajante antes de acostarte, como leer un libro o tomar un baño caliente.
  • Evita las siestas largas: Si necesitas tomar una siesta durante el día, trata de que sea de 20 a 30 minutos máximo para no interferir con tus ciclos de sueño nocturnos.

En conclusión, respetar la regla de los 90 minutos para dormir mejor puede ser una estrategia muy efectiva para mejorar la calidad de nuestro sueño y despertarnos más descansados. La clave está en despertarnos en el momento adecuado, evitando interrumpir un ciclo de sueño profundo. A través de la observación de nuestros propios ciclos de sueño y la creación de una rutina regular de sueño, podemos optimizar nuestro descanso y disfrutar de los beneficios que conlleva un sueño reparador.


Cuanto tiempo se debe dormir para no despertar cansado es una pregunta común entre aquellos que luchan por conseguir un buen descanso nocturno. La cantidad de sueño necesaria varía según la edad y las necesidades individuales, pero en general se recomienda dormir entre 7 y 9 horas por noche para sentirse completamente descansado. Sin embargo, factores como la calidad del sueño, el ambiente de descanso y los hábitos antes de dormir también pueden influir en cómo nos despertamos por la mañana.

Si te preguntas a qué hora debes dormir para despertar a las 5 de la mañana, te invitamos a leer nuestro artículo sobre qué hora dormir para despertar a las 5. En él encontrarás consejos para establecer una rutina de sueño adecuada y lograr despertar temprano con energía y vitalidad.

Espero que esta explicación sobre la regla de los 90 minutos haya sido clara y útil para ti. Si tienes alguna pregunta adicional o si hay algo que no quedó claro, no dudes en dejarme un comentario aquí abajo. Estaré encantado de responderte y ayudarte en lo que necesites. ¡Hasta la próxima!

Liliana Bonarte

Liliana Bonarte

Hola, soy Liliana una apasionada del arte de dormir mejor. Llevo años investigando y escribiendo numerosos artículos con pensamientos y consejos para lograr un descanso reparador. Espero que mis artículos te sean de gran ayuda e interés!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Éste sitio web almacena cookies para mejorar la experiencia de navegación más info...